fbpx
Internacionales

Funcionarios del gobierno de Trump defiende las órdenes de ayuda mientras los casos por COVID-19 alcanzan los 5 millones

Estados Unidos superó los 5 millones de casos confirmados por Covid-19, los asesores principales del presidente Trump defienden su manejo de las crisis económicas y de salud pública, declarando que los demócratas cargarían con la culpa de las dificultades financieras de millones de estadounidenses.


Nancy Pelosi, se refirió a las órdenes “justificadas” por el presidente de Estados Unidos en Nueva Jersey como “débiles e inconstitucionales”, sus acusaciones, en múltiples entrevistas en los programas de noticias, no dijo si los demócratas acudirían a los tribunales para tratar de revocar las medidas, pero instó a volver a las negociaciones sobre el paquete de ayuda de más de tres billones de dólares aprobado por la Cámara en mayo.

El plan republicano rechaza muchas de las disposiciones clave de la Cámara, incluida la ayuda a los estados cuyos presupuestos han sido devastados por la pandemia y la continuación de un beneficio de desempleo mejorado de $600 dólares a la semana; la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y otros demócratas de alto rango sugirieron que los intentos del presidente de trazar unilateralmente el gasto y la política fiscal, podrían desmoronarse por sí solos, los principales asistentes de Trump tratan de explicar los mecanismos previstos y en algunas ocasiones discrepan entre sus declaraciones y caen en contradicciones entre sí.

Larry Kudlow, director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, reconoció que los estados no se habían comprometido a proporcionar $100 como una parte del beneficio de desempleo mejorado de $400 que anunció el presidente, como Trump sugirió que harían.

En “Fox News Sunday” Steven Mnuchin secretario del tesoro afrimo que los estados podrían actuar de inmediato para establecer nuevas disposiciones de seguro de desempleo, pero Kudlow indicó que el momento no estaba claro; por otra parte, Mnuchin, en Fox, expuso que la pérdida de ingresos por impuestos sobre la nómina no pondría en peligro al Seguro Social y Medicare porque el dinero se obtendría de otra parte, mientras que el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, que apareció en “Meet the Press” de NBC, hizo a un lado las preguntas planteadas por los demócratas e incluso por algunos republicanos sobre la legalidad de las directivas del presidente.


Noticias relacionadas

Botón volver arriba